¿Estás a punto de empezar tu empresa y necesitas un par de consejitos para alcanzar el éxito?

¿Te preguntas, qué puedo hacer para no fracasar?

¿Qué modelo puedo seguir para triunfar?

En muchas ocasiones se han puesto a los judíos como ejemplo de éxito en los negocios, ya que la mayoría de ellos son ricos y poseen gran poder en el mundo de los negocios.

Si vemos en la historia antiguamente los judíos sufrieron persecuciones y vivieron en comunidades relativamente cerradas dentro de otros países.

Dicha situación despertó en los judíos la necesidad de esforzarse para prosperar y progresar en la vida.

En está ocasión hablaremos acerca de 6 estrategias que los judíos llevan a la práctica para tener éxito en sus negocios, crecer exponencialmente, ganar mucho dinero y permanecer por un tiempo indefinido en el mercado.

éxito

Centrarse en el conocimiento:

Los padres judíos sienten la responsabilidad de instruir a sus hijos por lo que es habitual el traspaso de conocimientos de padres a hijos y entre los mismos de la comunidad, su fin primordial es que las nuevas generaciones no cometan los mismos errores que las anteriores y su riqueza se mantenga y además sea incrementada.

Se les acostumbra desde muy pequeñitos a estudiar sus dos libros más sagrados: “La Tora” y “El Talmud”, deben tenerlos presentes y aplicarlos a lo largo de su vida.

El conocimiento es visto como un tesoro, por lo que su objetivo principal no es acumular tierras ni posesiones, saben que en épocas de crisis podrían ser despojados de sus pertenencias y quedar literalmente en la calle.

Por el contrario, el conocimiento nadie se los puede arrebatar, para ellos es muy importante tener diferentes conocimientos y sobre todo saber cómo aplicarlos, de esta manera sabrán cómo hacer dinero y cómo multiplicarlo.

Es así, que si algún día perdieran toda su fortuna pueden recuperarla en poco tiempo aplicando de nuevo todos sus conocimientos.

Saber invertir su dinero:

Para los judíos no es sensato vender su casa para comprar un automóvil del año y tampoco utilizar la tarjeta de crédito para comprar ropa cuando no es necesario.

Aplican la regla de los tres tercios que consiste en dividir su dinero en tres:

  • El primer tercio debe ser para comprar tierras, aunque la inversión es segura el retorno del capital principal es más lento.
  • El segundo tercio debe ser invertido en negocios, saben que los negocios dan más beneficios, pero el riesgo es mayor.
  • Y el tercer tercio lo tienen en la mano o en el banco para cualquier imprevisto que se les presente o bien para nuevas inversiones.

Los judíos aconsejan vender todo lo que sea temporal para invertirlo en cosas que den dinero a largo plazo, acciones o propiedades que puedan alquilar.

éxito

Crear tu propio negocio:

El pueblo judío tiene como objetivo principal ser rico, no hay ningún impedimento para prosperar, es más el dinero es un medio que mejora la capacidad de servir a Dios, siempre y cuando el dinero haya sido ganado limpiamente y sirva para ayudar al prójimo.

Para los judíos es de vital importancia tener un negocio por lo que los miembros de su familia y comunidad los apoyan a que lo logren.

Es importante tener presente el siguiente dicho: “El que no arriesga, no gana”, en lo negocios se puede perder o ganar, sin embargo, los judíos saben que es mejor arriesgarse que quedarse con la inquietud.

Es mal visto que alguien trabaje para otro durante toda su vida, por ello su afán por prosperar y tener su negocio propio.

Reinvertir:

Los judíos saben muy bien que lo único que les va a dar riqueza son los negocios por lo que invierten hasta el último centavo en un negocio propio.

Acumular dinero sin sentido no tiene ningún propósito sin embargo ganan mucho si crean negocios, creen firmemente en invertir y reinvertir.

Tener una sólida red de contactos:

¿Sabías que la principal red social del mundo FACEBOOK está creada por un judío?

Claro, Mark Zuckerberg nació el 14 de mayo de 1984 en una familia judía, fue criado como judío y a la edad de 13 años realizo su Bar Mitzvá.

Si recordamos bien FACEBOOK es una red social pensada para conectar personas, compartir información y tener nuevos contactos.

Los judíos han vivido un fenómeno llamado “Diaspora”, que es la dispersión del pueblo judío por todo el mundo, lo que ven como una bendición ya que a raíz de dicho acontecimiento tienen amigos y familiares por todo el mundo.

Los judíos tienen como ley amar a su prójimo por lo que se ayudan los unos a los otros, el propósito principal es que todos triunfen y para ello necesitan tener buenos contactos.

Mantener una reputación impecable:

Para los judíos es importante ser íntegros y honestos, su reputación la ven como un pasaporte que abre muchas puertas en el mundo de los negocios.

Tienen como ley general el buen trato a todas las personas, no hacen diferencia en raza, edad, género o color.

Establecen dos principios importantes:

éxito

Los empleados deben ser tratados con justicia:

Los empleados deben ser tratados con respeto, no debes aprovecharte de ellos ya que son la pieza principal para que la empresa funcione.

Están seguros de que tratar a los empleados con justicia, promueve un mayor respeto hacia el líder y seguro lo van a seguir a donde quiera que vaya.

Pagar un salario con retraso es visto como un pecado comparado con el homicidio.

Ten el mejor nivel de atención al cliente:

Siempre deben ser honestos con los clientes, no está bien aprovecharse de otras personas cuando no saben o no ven lo que estás haciendo, deben ser negocios transparentes.

No se debe bajar la calidad del producto sin estar todas las partes consientes.

Es importante entregar al cliente exactamente lo que pide.

Cobrar al cliente lo que fue acordado.

Cuando cumples estos principios, tienes buena reputación lo cual es necesario para tener un negocio de éxito y excelentes contactos.

Si analizamos detenidamente las estrategias que aplican los judíos para tener negocios exitosos impresiona la importancia que le dan al ayudarse unos a otros, por ejemplo: cuando alguien inicia un negocio, todos se ponen de acuerdo para comprarle su producto y de esta manera le ayudan a despegar el negocio.

Se prestan dinero para invertir en negocios o propiedades, así ayudan a que está persona tenga como sobrevivir y esto funciona porque tienen tan fundamentados sus valores y principios religiosos que no pueden quedar mal, es decir no sienten desconfianza por el pago del préstamo.

También les inculcan el habito de ahorrar dinero, esto implica si no lo necesito, no lo compro; lo barato sale caro, invierten en algo que sea funcional, que sea útil para el futuro.

El ahorro también lo implementan en sus negocios por lo que tienen buenas finanzas, saben cuándo invertir y como salir a flote.

Definitivamente el éxito no depende de una religión o del país donde nacimos, pero si influye nuestra actitud, nuestros hábitos y valores.

El éxito no viene de la noche a la mañana, como por arte de magia, requiere motivación, voluntad dedicación, constancia, perseverancia, compromiso, confianza, creatividad, puntualidad, responsabilidad, honestidad, respeto, tolerancia, gratitud, actitud de servicio.

Son las armas secretas que todo emprendedor necesita para enfrentar todos los retos que se le presenten, alcanzar sus metas y el éxito en sus negocios.

Si lo que buscas es cómo aumentar y mantener el compromiso de los colaboradores en tu empresa, ¡Contáctanos! Somos expertos en reclutamiento personal.

éxito

Valora éste artículo con 5 estrellas y seguiremos brindándote contenido valioso.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…

JOB SOLUTIONS: Su agencia de reclutamiento personal en Guatemala